Inteligencia Emocional En El Trabajo

La inteligencia emocional es el poder reconocer, entender y manejar nuestras emociones de la mejor manera, así como las emociones de los que nos rodean. Poder reconocer por qué nos sentimos cómo sentimos y hacia quien va dirigido ese sentimiento o emoción. Gracias a la inteligencia emocional, podemos entender mejor los sentimientos de los demás y actuar de mejor manera. Además, evitamos explotar y sobre reaccionar cuando algo nos sale mal. ¿Y cómo aplicar la inteligencia emocional en el trabajo? De acuerdo con el psicólogo Daniel Goleman, existen 5 principios clave.

• Conciencia de uno mismo: Al ser capaces de reconocer nuestras propias emociones, podremos identificar esas mismas emociones en las personas que nos rodean, por lo que tendremos la oportunidad de platicar con esas personas y evitar algún tipo de conflicto o emoción negativa.

• Empatía: Gracias a la inteligencia emocional, podemos ser más empáticos. Esta empatía nos ayuda a entender y reconocer cómo se sienten los demás aunque no lo expresen. Esto ayudará a que exista una mejor relación entre los miembros del equipo.

• Autorregulación: Siendo aptos al controlar nuestras emociones, lograremos tener un efecto positivo y dejar de lado la mala influencia que podemos transmitir si no controlamos nuestras emociones.

• Auto-motivación: Se deben de establecer metas y objetivos claros. A su vez, debemos levantarnos de cualquier fracaso con seguridad y optimismo para poder transmitir esas emociones y sentimientos a nuestro equipo de trabajo.

• Habilidades sociales: Nuestra habilidad para poder interactuar y con los demás y así cumplir con lo necesario para satisfacer a todo el equipo de trabajo.